Please see http://vetmed.iastate.edu/HumaneEuthanasia for updated materials!
Una eutanasia adecuadamente aplicada, sea con un arma de fuego o Pistola de Perno Cautivo causa menos temor y ansiedad e induce a una muerte más rápida, indolora y humanitaria. Sin embargo, ambos métodos pueden involucrar cierto riesgo al operador y por lo tanto requieren de habilidad y experiencia. La eutanasia no puede ser llevada a cabo por gente inexperta y no entrenada.
Arma de Fuego
En la mayoría de las circunstancias sea en granjas o ranchos, un arma de fuego es el único método práctico disponible para llevar a cabo la eutanasia. Este procedimiento requiere de un arma de fuego apropiada y una bala con suficiente velocidad, energía y tamaño para pasar a través del cráneo y causar una destrucción masiva del cerebro. Para animales jóvenes, una bala calibre 22 disparada con pistola o rifle es suficiente. El calibre 22 pudiera ser que no penetre el cráneo de animales adultos. La eutanasia de toros, vacas adultas, caballos o venados requiere de calibres mayores tales como 9 mm o 0.357 debido al grosor de sus cráneos. El lugar de aplicación de la bala es esencial y se logra sosteniendo el arma de fuego a pocas pulgadas del blanco en cuestión. El arma no se debe apoyar en la cabeza.
Ventajas:  Si se dispara en forma adecuada la bala causa una destrucción masiva del cerebro y una pérdida de la conciencia inmediata. La pistola no es cara y no requiere un contacto intimo con el animal.

Desventajas:
El arma puede ser peligrosa. Es posible que la bala rebote, por lo tanto el operador y observadores deben tener extremo cuidado cuando se lleva a cabo este procedimiento. Otra desventaja es que en caso de animales indóciles puede ser dificultoso acercarse lo suficiente para alcanzar adecuadamente el blanco deseado.

Mientras que la mayoría de los animales por los cuales la eutansia con arma de fuego esta indicada se encuentran debilitados o yacen sobre el suelo, la oportunidad de un adecuado procedimiento del disparo es menos dificultoso. Por otro lado, animales en pie y móviles o potencialmente peligrosos pueden ser que sea necesario disparar en forma distante. En tales casos, los blancos preferidos son la cabeza, el cuello o parte del tórax, inmediatamente detrás de los codos.
Pistola con Perno Cautivo/Desangrado
La Pistola de Perno Cautivo seguido de un desangrado inmediato, es el método preferido de eutanasia en ganado bovino sacrificado en mataderos. El modo de acción es la penetración de un eje metálico activado mecánicamente, lo que produce un trauma y destrucción del tejido nervioso (cerebro). Esto requiere que el arma sea sostenida firmemente sobre la superficie de la cabeza en el blanco deseado. Esto constituye una gran diferencia entre el posicionamiento de un arma de fuego y del arma con perno cautivo. Debido a que la ubicación del proyectil es crítica, se requiere cierto grado de sujeción para lograr un procedimiento adecuado.
Hay dos tipos de pistolas con perno cautivo: penetrantes y no penetrantes. Ambos son activados por pólvora o aire comprimido. El penetrante trabaja destruyendo tejido cerebral. Causa inconsciencia inmediata como consecuencia de la destrucción de la masa encefálica. Aunque el eje penetrante puede causar un daño suficiente para causar la muerte del animal, de igual forma se recomienda airadamente realizar el desangrado del animal para asegurar una muerte segura. El no penetrante trabaja a través de un trauma del cráneo.
Perno cautivo y cargas

Ya que la destrucción de masa encefálica es mínima y el nivel de inconsciencia es variable, no se debería utilizar como método de eutanasia en situaciones de campo.
Foto que ilustra el lugar decuado
para el perno cautivo.
Ventajas:  La pistola con perno cautivo es un método más seguro para el operador y los observadores, pues tiene mínimos riesgos. Más allá de su inversión inicial, su uso y mantenimiento es barato.

Desventajas:  A veces la muerte no ocurre hasta que el animal es desangrado. El operador debe estar cerca del animal y tenerlo adecuadamente sujetado con el propósito de aplicar el perno cautivo en forma adecuada. No se debe aplicar el disparo mientras el animal esta moviendo su cabeza.